DERECHO DE AUTOR

Toda la poesía de este blog y cada uno de los dibujos son de creación propia y tienen Derecho de Autor. Ánghela Marín © 2017. Todos los Derechos Reservados.

martes, 4 de agosto de 2015

C4r3stí4

Paró, en medio de la nada y de todo.
Se detuvo en aquella soledad que lo rodeaba
y ahí expulsó toda la frialdad
que yacía inerte en su interior.

Se detuvo en lo que pensó sería mejor
aunque no existía igual,
aunque no servía ya,
era tarde para arreglar
aquello sólo se rompió.

Tarde decidió parar,
tarde era para lo que fue y no volverá,
tarde es para lo que pudo ser y no será,
tarde resulta la emoción
que en ilusión sólo quedó.

Y miró atrás los pedazos
que antes no había percibido,
y vivió el dolor del olvido
y sufrió en segundos
lo que en toda una vida provocó.

En ese instante sintió mil y una muerte,
murió mil y tres veces,
se estremeció hasta los cimientos
padeciendo lo que creyó nunca padecer
...¡en ese momento, descubrió lo que era querer!.

En medio de todo y de nada,
envuelto de lo que antes nunca observó,
rodeado de aquello que jamás valoró,
sintió de golpe una oleada entera
de esas sensaciones que jamás pensó sentir.

Y miró lejano ése que antes fue
y lloró por primera vez
al notar lo cruel que llegó a ser.
El tiempo se detuvo
y su cuerpo se desplomó
hasta caer en un profundo abismo
pues, había entendido lo que hizo,
en lugar de lo que debió hacer,
lo que tuvo y pudo querer,
lo que perdió y ya no podrá ser.

La desesperación de la realidad lo atacó
igual que la fobia ataca al que la adolece,
pero poco importaba ya lo que hiciera,
la vida le hizo pagar su error con creces.

El tiempo sólo se detuvo,
su vida sólo se paró.
Allí quedó perdido en su realidad,
ahí quedó sufriendo su renacer,
viviendo su muerte cada día
por lo que pudo querer.
Ánghela Marín
Dibujo creado por  Ánghela Marín © 2016. Todos los derechos reservados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario